Ruptura de membranas: ¿Qué hago si rompí fuente?

Ruptura de membranas Maternar

Compartir:

Ruptura de bolsa, rompí fuente, se me rompieron las membranas… son algunas de las expresiones que suelen usar las embarazadas para referirse a la ruptura de membranas amnióticas.

Y ¿qué es lo relevante de este tema? Que cuando se rompen se vuelven una puerta abierta para el ingreso de infecciones directamente a tu bebé. Por eso debes tener precauciones y, sobre todo, saber qué hacer cuando se te rompen.

¿Qué son las membranas amnióticas o el saco?

Durante el embarazo el bebé está dentro del saco amniótico o membranas amnióticas, nadando en líquido amniótico. Este líquido lo protege y, entre otras funciones, sirve como amortiguador para los movimientos suyos y externos.

¿Cuándo es normal que se rompan las membranas?

No hay fecha exacta para que se rompan, pero suelen hacerlo cerca al inicio del trabajo de parto. Hay mujeres a las que se les rompe la fuente sólo hasta que inicia el expulsivo o, en algunos casos raros, nace el bebé con el saco amniótico intacto.

Cuando se rompen después de la semana 37 de embarazo, se habla de una ruptura de membranas a término. En este caso seguramente se iniciará el trabajo de parto y nacerá el bebé sin mayores complicaciones.

Pero cuando se rompen antes de la semana 37, se trata de una ruptura prematura de membranas y el riesgo es que por un lado se inicie el trabajo de parto pretérmino, con todas las complicaciones al tener un bebé prematuro y, por otro lado, que pueda haber una infección del líquido amniótico que te afecte a ti o a tu bebé.

¿Cómo es el líquido amniótico?

El líquido amniótico es un líquido claro, blanquecino, transparente que no tiene olor. Suele confundirse con la orina o con el flujo vaginal que aumenta y se vuelve más líquido al final del embarazo.

¿Qué causa la ruptura de membranas?

En la mayoría de los casos no hay una razón exacta, simplemente al finalizar el embarazo y acercarse la fecha del parto, el saco amniótico se debilita, haciendo que se rompan sus fibras y ayudando a que se desencadenen las contracciones.

Pero también hay algunos factores de riesgo que hacen que la ruptura de membranas pueda darse antes de tiempo.

Estos son:

  • Infecciones uterinas o vaginales recurrentes en el embarazo.
  • Sobreestiramiento del saco amniótico, por ejemplo, en mujeres con embarazos múltiples o polihidramnios (demasiado líquido amniótico).
  • Fumar o consumir drogas ilegales en el embarazo.
  • Antecedente de ruptura prematura de membranas en embarazos anteriores.
  • Cuello uterino corto.

¿Qué hacer entonces cuando rompí fuente?

No en todos los casos debes salir corriendo a urgencias de manera inmediata. Todo depende de las semanas de embarazo que tengas, el color y la cantidad de líquido amniótico que salga:

Si tienes más de 37 semanas de embarazo, sale líquido claro, transparente que no huele a nada: puedes darte un baño, revisar que tengas la maleta lista con todos los elementos necesarios para el nacimiento y tranquilamente asistir a urgencias.

Si tienes más de 37 semanas de embarazo, pero sale líquido amarillento o marrón, que huele mal: no debes darle largas, asiste de inmediato a urgencias pues puede tratarse de una infección ya avanzada o de meconio (popó del bebé) en el líquido amniótico.

Si tienes más de 37 semanas y sale líquido de color rojo (manchado de sangre): debes asistir de inmediato a urgencias pues puede tratarse de una hemorragia que trae consecuencias muy graves para el bebé.

Si tienes menos de 37 semanas, sea como sea el líquido amniótico: debes asistir a urgencias pues puede desencadenarse un trabajo de parto pretérmino, con todas las complicaciones que trae el nacimiento de un bebé prematuro.

Es muy importante que sepas identificar cuándo hay una ruptura de membranas y cuándo inicia el trabajo de parto. Tener la asesoría y el acompañamiento de un profesional de salud que te pueda ayudar a identificarla y guiarte para saber qué hacer en esos momentos de angustia, te va a dar seguridad y tranquilidad en el momento en el que ocurra.

Recuerda compartir esta información para que le puedas ayudar a mamás que, como tú, quieren cuidar su embarazo y proteger a su bebé.

Artículos relacionados

Para ti
Curso Psicoprofiláctico VIP Maternar.co

Curso Psicoprofiláctico VIP – Online

Siente la tranquilidad de contar con Enfermeras expertas 24/7 que te ayudarán y guiarán en cada etapa de tu embarazo, parto y lactancia materna. ¡Deja a un lado dudas y miedos y disfruta de la etapa más bella!

Para todas
Curso Psicoprofiláctico Prenatal Maternar.co

Curso Psicoprofiláctico Prenatal – Online

Empodérate en tu camino del embarazo hacia el parto y la maternidad. Disfruta de clases especializadas disponibles 24/7 que te brindarán los conocimientos y la confianza necesaria para este hermoso viaje.

Para ti
Curso Psicoprofiláctico Premium Maternar.co

Curso Psicoprofiláctico Premium – Online

Contarás con orientación de nuestras Enfermeras en línea para guiarte y apoyarte en cada etapa de tu embarazo, parto y lactancia materna. Prepárate para una maternidad segura y llena de confianza.

¿Mamá por primera vez?

Durante el embarazo es normal que sientas temor y angustia. Descarga nuestra Guía de Preparación Prental y recibe semana a semana información completa sobre tu embarazo.

Abrir chat
Hola!
Gracias por comunicarte con Maternar.co ¿en qué podemos ayudarte? 😊