Masaje perineal: evita el desgarro y la episiotomía en el parto

Masaje perineal

Compartir:

Blog realizado en alianza con Tres Gracias.

El miedo a desgarrarte o que te corten “allá abajo” en el momento del parto puede ser algo aterrador. Y es que una episiotomía o un desgarro perineal, que te genere dolor e incomodidad tras el parto, no es algo para dejar pasar.

Afortunadamente existe una técnica que te puede ayudar a disminuir el riesgo de episiotomía y desgarro perineal: el masaje perineal.

Durante el embarazo, siguiendo la técnica adecuada y con un poco de práctica, puedes fortalecer la piel y musculatura del piso pélvico para facilitar la salida del bebé durante el parto.

Para empezar ¿qué es el periné?

Es la parte del cuerpo que da lugar al piso pélvico, donde se encuentran los órganos genitales externos y el ano. El periné está formado por ligamentos y músculos.

Periné.

Se divide en triángulos, en el triángulo anterior se encuentra el clítoris y la uretra, y en el triángulo posterior el ano.

Desgarro perineal y episiotomía

El desgarro perineal es el corte del periné que se da de manera espontánea en el momento del expulsivo, cuando el bebé salé por el canal vaginal. Cuando este corte lo realiza el ginecoobstetra con ayuda de una tijera, hablamos de episiotomía.

Simulación de episiotomía.

Tener la piel del periné elástica y con un buen tono muscular, te ayuda a disminuir, en gran medida, tanto el desgarro perineal como la episiotomía. De esta manera, evitas molestias durante el posparto como dolor y ardor al momento de ir al baño, incomodidad cuando permanezcas sentada por mucho tiempo o dolor durante las relaciones sexuales.

¿Qué es el masaje perineal y cuándo hacerlo?

Es una técnica de masaje realizada en la zona perineal. Consiste en la estimulación a través del tacto de la piel y los tejidos perineales, para que se hagan más elásticos y se reduzca de esta manera el riesgo de desgarro o episiotomía.

Se recomienda que lo realices una o dos veces a la semana, a partir de la semana 32 de embarazo, con previo consentimiento de tu médico tratante.

Antes del masaje

1. Consulta con tu médico antes de empezar
Los masajes perineales pueden ser perjudiciales si empleas mucha fuerza, si no utilizas suficiente aceite perineal prenatal o si los haces de forma incorrecta. Para estar segura, habla con tu doctor acerca de tus planes.

2. Toma un baño tibio por 10 minutos
Esto podría ayudar a que te relajes antes del masaje y a distender los músculos que rodean el periné. Intenta agregar aceites de baño para suavizar la piel y calmar tu mente.

3. Corta tus uñas para no rasguñarte
Los tejidos de la vagina y del periné son muy delicados. Cortarte las uñas evitará desgarros en la piel o incomodidad en el cuerpo.

4. Lávate bien las manos con agua y jabón
Evita introducir gérmenes en el canal del parto, asegúrate de lavarte las manos correctamente antes de empezar.

5. Ponte en una posición cómoda
El mejor lugar para realizar este masaje es en la cama.
Apóyate en algunas almohadas para sostener la espalda y flexiona las rodillas. Tienes que estar relajada durante el masaje, así que es importante que encuentres un lugar donde puedas estarlo.


También puedes realizar el masaje sentada en el inodoro con las piernas levantadas.

6. Utiliza el aceite prenatal natural
Tendrás que humectar tus pulgares y el tejido perineal con el aceite perineal prenatal. El aceite íntimo perineal de Tres Gracias está diseñado cuidadosamente para esta zona, cuenta con ingredientes naturales, libre de aceites minerales derivados del petróleo, conservantes y colorantes.

Aceite íntimo Tres Gracias.

¿Cómo hacer el masaje?

1. Usa tus pulgares
Coloca los pulgares aproximadamente a 2,5 centímetros (1 pulgada) al interior de la vagina. Apoya los demás dedos en las nalgas. Presiona hacia el ano y hacia los lados de la pared vaginal. Mantén los pulgares en esta posición por alrededor de un minuto.

Forma de realizar el masaje perineal.

Empezarás a sentir un ligero ardor o una sensación de estiramiento. Recuerda respirar profundamente durante el masaje. Relaja los músculos conscientemente si sientes que uno de ellos está tenso.

2. Masajea la mitad inferior de tu vagina
Utiliza un movimiento en forma de U para ir de atrás hacia adelante y de arriba hacia abajo. Mientras realizas el masaje, trata de relajar los músculos. Realiza este movimiento por dos o tres minutos.

3. Repite el masaje
Al final, debes dedicar alrededor de diez minutos al masaje. Podría tomar varias semanas, durante las cuales realices este masaje, antes de que notes que tu área perineal tiene más elasticidad.

4. Báñate
Después del masaje, quizá quieras tomar una ducha o un baño para eliminar el aceite perineal prenatal.

Tips importantes

  • La práctica hace al maestro, puede que al inicio no te sientas tan cómoda o no se te haga tan fácil, pero con el pasar de los días se hará más sencillo y verás sus beneficios.
  • Ante cualquier dificultad o duda consulta con tu Enfermera o un profesional de salud que te ayude y te guíe.

Artículos relacionados

Para todas

Asesoría en Lactancia Materna – Online

Haz de la lactancia materna una experiencia exitosa y placentera con nuestra asesoría en línea. Nuestro equipo de expertas te acompañará y guiará para superar cualquier desafío que se presente. ¡Disfruta este momento especial!

Complemento

Clases de Yoga y Ejercicio Prenatal – Online

Prepárate física y emocionalmente para el parto y la maternidad desde la comodidad de tu hogar. Regálate un espacio dedicado a conectar contigo misma y con tu bebé mientras te preparas para este nuevo capítulo en tu vida.

Para todas

Curso Psicoprofiláctico Prenatal – Online

Empodérate en tu camino hacia el parto y la maternidad. Disfruta de clases especializadas disponibles 24/7 que te brindarán los conocimientos y la confianza necesaria para este hermoso viaje.

Para ti

Curso Psicoprofiláctico Premium – Online

Contarás con nuestras Enfermeras expertas disponibles 24/7 para guiarte y apoyarte en cada etapa de tu embarazo, parto y lactancia materna. Prepárate para una maternidad segura y llena de confianza.

¿Mamá por primera vez?

Durante el embarazo es normal que sientas temor y angustia. Descarga nuestra Guía de Preparación Prental y recibe semana a semana información completa sobre tu embarazo.

Abrir chat
Hola!
Gracias por comunicarte con Maternar.co ¿en qué podemos ayudarte? 😊